lunes, 3 de octubre de 2016

El turbio

En ese entonces no lo llamaban el turbio. Era un par de años mayor. Tenia las figuritas del mundial 94 que a mi me faltaban. Me las vendio muy caras. Un hijo de puta, pero yo era feliz. El primer album completo de mi vida. Inevitablemente me hice su amigo. No creo que el me considerara su amigo. Sentia un extraño magnetismo hacia su persona. Era un ser siniestro y sin escrupulos. Pateaba perros. Escupia los coches. Su mundo era misterioso para mi. vivia con su madre mas alla de las vias. Pero su vieja nunca estaba en la casa, tampoco supe de que trabajaba ni me importaba. Despues de el colegio iba las tardes a joderlo. A veces tirabamos piedras a la fabrica de curtiembre , estallabamos unos vidrios. A veces casabamos renacuajos. A veces me echaba porque queria dormir una siesta. Una vuelta nos metimos en los tuneles de desague. Cuando vi una araña me cague todo y di marcha atras. El turbio se reia de mis miedos y debilidades. Yo queria apender a ser fuerte. La amistad crecio llevaba al turbio a jugar a la pelota con mis amigos pero no servia, era muy violento. El turbio me enseño a disparar con escopeta. Años pasaron, empezo a fumar. Me presto el primer disco de los redondos que escuche " ultimo bondi a finisterre" estaba todo rayado solo andaba el primer tema. Nos colabamos en los trenes, nos colabamos en la cancha yendo a ver a san lorenzo, nos colabamos en las bailongos, nos echaban a patadas de todas las fiestas.
El turbio era sinonimo de bardo, minas le llovian sin que el hiciera nada. Ligue un par de noviecitas de rebote solo por estar ahi. Era bueno ser amigo del turbio siempre tenia la casa dispuesta para la joda, tomar unas birras, invitar unas pibas etc.
En el 99 hicimos nuestra primera estafa. Mientras yo chamullaba el bolsiquiaba. Bolsiquiabamos por las calles de casanova. En los colectivos. En los andenes. En la calle. Despues nos metimos en un par de casas y nos llevabamos lo que encontrabamos a mano. Radiograbadores, relojes, siempre buscabamos plata pero casi nunca habia nada de eso.
A veces el turbio se afanaba una tanga, solo por joder. O pintaba alguna inscripcion en las paredes o en el espejo del baño.
Una vuelta cago sobre una cama.
Era todo un perverso, no teniamos conciencia del riesgo. Nos gustaba el peligro.
Pronto la casa del turbio se convirtio en un gran deposito de porquerias. Y el turbio en un ladron menor. Empezo a juntarse con gente pesada. De la cual me desprendi pronto y deje de verlo. Aunque en realidad deje de verlo porque el turbio se quedo con la jenni que era la chica que mas me gustaba.
Cuando el turbio se quedo con un vuelto y lo cagaron a palo por hacerse el vivo, volvio a buscarme y limamos asperezas. Habian pasado pocos  meses pero el turbio habia cambiado para siempre. De su experiencia con la banda de delincuentes no habia vuelto indemne. Ahora conocia trucos. Formas de delito que antes ni soñaba. Era ventajero. Siguia siendo fiel a mi nunca me cago. Pero era un adicto. Al principio lo acompañe en sus viajes alucinogenos, pero estaba empezando a encaminar mi vida y empezaba mis clases en el cbc. Tuve que abandonarlo , el comprendio.
Un dia golpeo mi puerta, tengo algo que te va a gustar dijo.
Tenia una 22. Pense que me iba a invitar a tirar unos tiros pero no. Dijo que era una replica " para asustar giles"
Sabia que la usaba para robar en el parque lezama. Siempre utilizaba el mismo procedimiento. Le adverti que lo atraparian. No me escucho, trabajo no habia. La miseria se acrecentaba. Pronto estallaria la crisis del 2000.
Lo atraparon, lo soltaron, lo volvieron a atrapar.
Le dije que me acompañe a laferrere un dia. Tenia que ir a buscar unas cosas que habia dejado en la casa de una ex y temia porque el ambiente estaba caldeado.
En medio de la caminata dijo esperame que compro algo y se metio a un supermercado chino. Al toque salio corriendo con la pistola en la mano. Corre boludo,  dijo. Un chino nos corria con una escopeta. Hicimos tres cuadras al trote cuando un patruyero se nos cruzo en medio de la calle.
Habia un solo poli que se bajo y nos apunto. 
Me di por vencido e imagine el desmadre. Los  reproches de mi vieja. Todo el bajon.
El turbio disparo primero.
Me sorprendi, creia que el arma era una replica. 
El poli rodo por el suelo y dejo un charco de sangre.
Hay que separarnos dijo el turbio.
Corri para el lado de la estación y me subi al primer tren que vino.
Las patas me temblaban.
Esa fue la ultima vez que lo vi.